¿Sabes qué es el Diseño Zero Waste?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Hoy quisiera hablar sobre diseño zero waste.

¿Sabes de qué se trata?

Zero waste significa “cero desperdicio” y es una técnica de diseño sostenible. Aquí se trata de utilizar el 100% de la tela que tenemos a disposición (incluyendo los orillos).

Todos los que hemos cosido o visto coser nos hemos sorprendido de la cantidad de tela que se desperdicia. En la industria se dice que el promedio de desperdicio es de 15% por prenda (según este estudio), y si ese porcentaje lo aplicamos a los 150 mil millones de prendas que se producen al año nos da una cantidad alarmante.

Por mucho tiempo decían que la industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo, y aunque no se podría estar seguro de esta afirmación, si consideramos que el tipo de desperdicio que mencioné es solo uno de los tantos que genera la industria de la moda, no nos sorprendería si fuera cierto.

Entonces viene la idea del diseño zero waste ¡Y es que esta es una técnica que se ha utilizado desde los comienzos de los tiempos! Los cavernícolas con las pieles, las túnicas de los griegos, los kimonos de Japón y si miramos más cerca, en el Perú, las prendas tradicionales. Todo se hacía teniendo en cuenta el valor de la tela y lo difícil que era entonces conseguir en muchos casos el material, y el tiempo que requería producir las prendas. Los cortes eran muchas veces rectos y rectangulares.

En el caso del kimono hasta se deja tela escondida dentro de la prenda para futuros ajustes (el kimono tradicionalmente se hereda a las siguientes generaciones). Es una prenda totalmente transformable ¡Hay tantas ideas para crear moda sostenible! Y esto es lo que queremos recuperar, estas soluciones que dan valor al material que estamos utilizando y permiten su longevidad.

Pero volvamos al zero waste.

Hay tres maneras de hacerlo: patronaje, moulage o draping (drapeado), y tejiendo a puntosEn el moulage se arma la prenda a partir de colocar las telas directo en el maniquí o el cuerpo. Tejiendo a puntos vamos a ir creando las piezas a partir el hilo así que aquí no hay desperdicio.

En mi caso utilicé el patronaje y les explicaré un poco la técnica.

En esencia es armar un rompecabezas: hacer que calcen todas las piezas sin dejar espacios en blanco utilizando todo el ancho de la tela y el largo que queramos utilizar. El ancho es la medida más importante a tener en cuenta porque es la única medida estática y varía según la tela. Hay que tenerla en cuenta antes de comenzar un proyecto zero waste.

Les mostraré la forma como yo lo hice en el concurso de Jóvenes Creadores al Mundo de Perúmoda que gané en el 2018.

No utilicé drapeado porque hasta ahora no he hecho una prenda drapeada. En mi caso me va mejor (hasta ahora) con el dibujo en el papel. Siento que puedo controlar mejor las medidas y me gusta imaginar el rompecabezas más que armarlo orgánicamente desde el maniquí como sería con el drapeado. Cada técnica llega a conclusiones distintas y creo que deberíamos probar las dos y quedarnos a lo mejor con la que más nos acomoda. En mi caso el factor tiempo me obligó a experimentar con la técnica que más me era fácil.

Comencemos desde lo básico. Mi primer experimento fue un pantalón porque fue la primera idea que se me vino a la cabeza: me pareció que la parte hueca de la entrepierna en el molde tiene forma de bolsillo. Además si los costados se hacen rectos ya tenemos casi todo solucionado:

Luego, viendo un molde de pantalón básico nos damos cuenta que la línea de la pretina en la parte trasera sube siempre un poco hacia el centro.

más o menos un pantalón básico

Y si lo agrego a mi idea inicial, esa protuberancia me estorba un poco. No me va a permitir encajar todo en un rectángulo. Lo puedo cortar a la altura de la línea roja horizontal pero, ¿Dónde coloco el triángulo adicional que me generaría?

Molde inicial de pantalón con subida en la espalda.

¡Y aquí recordé algo que aprendimos todos en clase de geometría en el colegio! Sé que si estudiaron moda a lo mejor no les encantaba las matemáticas (a mi sí) pero es simple: los ángulos opuestos en un cruce de líneas rectas son siempre iguales:

Como ven aquí b=c=f=g. A esto me refiero.

Entonces podría utilizar esto para espejar o rotar piezas para que calcen unas con otras. Es difícil explicarlo con palabras así que lo muestro:

Podemos trasladar la pieza y encajarla en la zona del bolsillo
lo hice gif para que lo puedan ver mejor

Para muchos a lo mejor era algo obvio pero a mí me requirió un buen rato pensarlo en el papel. Tal vez si hubiera cortado las piezas y probado en físico hubiera llegado más rápido a esta conclusión.

¡Pero lo que me permite esto es crear una linea recta horizontal y hacer que dos piezas con líneas diagonales coincidan!

Esto lo podemos aplicar a todas las prendas y nos resuelve un poco una de las dificultades del zero waste que es resolver las líneas diagonales. En muchos casos esto nos va a permitir cerrar rectángulos y es una técnica que utilicé en casi todos los moldes a partir de aquí.

Y así nació este molde.

Luego es agregar pretinas y las piezas adicionales que quieran.

En verdad podría haber obviado completamente ese triángulo pero me gusta complicarme un poco y aunque en este caso salió todo bien, creo que en las siguientes propuestas de la colección me sobre compliqué y ya les mostraré cómo me fue.

Molde final zero waste

Este es el molde final en teoría con algunas piezas adicionales como la pretina, las partes del cierre de pantalón, algunas tiras, etc.

Esto que les he explicado es la primera parte y fue una simplificación del proceso porque hay que agregarle otros detalles como los márgenes de costura. Y es que a diferencia del patronaje común (en donde primero hacemos la forma de la pieza y luego agregamos el margen), aquí tenemos que comenzar a diseñar las piezas sumando el margen desde el principio. Esto le da un nivel más de dificultad al molde pero es solo ensayo y error.

Otra cosa de la que quiero hablar de nuevo es el ancho de la tela. Es una de las medidas más importantes a considerar antes de comenzar a hacer moldes zero waste porque tenemos que utilizarlo todo y todas las piezas deben calzar dentro del ancho. Puede llegar a ser complicado pero también puede llegar a muy ser divertido ¡Para mí lo es! Al menos me gusta en muchos casos hacer este tipo de patronaje más que el patronaje tradicional porque tengo límites o reglas que debo seguir sí o sí: calzar las piezas y utilizar el ancho de la tela.

Hay momentos en los que tendré que decirme “bueno, no se puede hacer nada más” porque tienes que sacrificar un poco medidas y diseño para calzarlo todo. Es como que le sumas a uno y le restas al otro y no siempre va a poder salir con las medidas que tu quieres. Y esto es importante porque nos permite trabajar más fluido con las medidas.

Normalmente en el patronaje tradicional las medidas que concebimos al principio son las que se utilizan. Si es costura personalizada medimos al cliente y hacemos una prenda que calza perfecto en la persona. En diseño y producción el diseñador define las medidas y el patronista crea el molde a partir de allí.

Y aquí es donde se crea el desperdicio.

En el zero waste el espacio disponible afecta directamente las medidas a las que vamos a poder llegar.

En un estudio que leí sobre el diseño zero waste mencionan la importancia de implementar una comunicación fluída entre el diseñador y el patronista para poder solucionar estos problemas. Me pareció muy adecuado y aunque no se llegue al zero waste 100%, un mínimo desperdicio podría ser un bonito primer paso.

Una página que recomiendo visitar es Redress Design Award y es un concurso internacional de moda sostenible. En esta página hay una secciónque nos introduce a las distintas formas de hacer moda sostenible: Upcycling, Diseño Zero Waste, usar materiales ecológicos. etc. Les recomiendo leer la información. Está en inglés (y chino ya que el concurso es de Hong Kong). De hecho encontré esta página gracias a este video de Youtube:

Título: Una introducción a técnicas de diseño de modas sostenible

Se los recomiendo mucho para introducirse a este mundo.

Bueno, ya les mostré mi primer diseño zero waste y les introduje al tema.

En un término más amplio el zero waste es un principio que se aplica tanto a nuestro estilo de vida como a distintas industrias.

En otro post seguiré contándoles sobre el diseño zero waste y les mostraré más de mis diseños, mis errores y aciertos y experimentos.

Creo que compartir esto es importante para ayudarnos unos a otros y poder hacer que esto crezca.

Me acuerdo haber visto una charla TED sobre cómo la industria de la moda ha podido evolucionar y crecer tanto económicamente a comparación de otras como la música y cine porque todos se copian de todos.

Les dejo el video por si les interesa:

Si quisieran contarme algo o tienen algunas dudas no duden en escribirme.

¡Bueno, eso!

Hasta la próxima.

Profile Picture Kenichi Sato Fashion Designer Peru. Diseñador de modas peruano. Zero Waste Sustainable design

¡Hola!

Me llamo Kenichi y soy diseñador de modas. Gracias por detenerte a leer mi blog. Aquí comparto contenido sobre diseño de moda, sostenibilidad y cosas que voy aprendiendo en el camino. Espero que pueda ser interesante o educativo para tí y te invito a que me escribas para cualquier consulta.

¡Suscríbete a mi lista de emails! 

Compartiré contenido exclusivo en el futuro con temas relevantes a este blog.

Otros Artículos

Diseñar sin sufrir

Un post semi autobiográfico solicitado por absolutamente nadie en donde hablo de la evolución de mi proceso de diseño a grosso modo pero en verdad sobre muchas cosas que se me ocurrieron en el camino.

¿Sabes qué es el Diseño Zero Waste?

Hoy quisiera hablar sobre diseño zero waste. ¿Sabes de qué se trata? Zero waste significa “cero desperdicio” y es una técnica de diseño sostenible. Aquí